viernes, 24 de julio de 2009

Teoría del caos, un nuevo paradigma.

Parece que en estos momentos las dualidades han pasado a la historia, han caducado, desde el filósofo Sócrates estamos sumidos en el engaño del orden, no hemos parado de dividir nuestro universo, (lo bueno, lo malo, lo objetivo, lo subjetivo, lo material, lo inmaterial...) Ya lo decía Nietzsche, en Crepúsculo de los ídolos: ' Hemos eliminado el mundo verdadero: ¿qué mundo nos ha quedado?, ¿acaso el aparente?...¡No! al eliminar el mundo verdadero hemos eliminado también el aparente.' Por fin, hemos aceptado el mundo tal y como es: una imprevisible totalidad.

La teoría del caos, propone un nuevo modo de estudiar la realidad. Principalmente, tiene en cuenta que la tendencia general, si miramos a nuestro alrededor es el desorden, pero este desorden no implica confusión sino, más bien adaptación, los elementos aleatorios o caóticos se adaptan a la realidad y se convierten en estables, se integran conformando una nueva realidad en constante cambio, en constante movimiento y devenir.

En el desarrollo de la teoría del caos, me parece imprescindible la lectura del filósofo Nietzsche, él apunta los mayores errores cometidos a lo largo de la historia en relación a la visión de la realidad y las posibles soluciones. Pero, para ser más concreta, utilizaré como referencia el documento, TEORÍA DEL CAOS, hacia el conocimiento de la realidad, en él se reseñan los tres momentos fundamentales que dan origen a esta teoría.

El fantasma de la no linealidad.
Los procesos de realimentación, donde el resultado es usado como punto de partida para el mismo proceso, parece la forma en que se constituyen los sistemas no lineales, que abarcan el 90% de los objetos existentes. El ideal clásico sólo contemplaba sistemas lineales, en los que causa-efecto eran relaciones imprescindibles.
Poincaré introdujo la no linealidad, donde origen y resultado divergen y las fórmulas no resuelven el sistema. Este autor dio el primer paso hacia la conformación de la teoría del caos.
El efecto mariposa.
Edward Lorenz, meteorólogo, con un acto inocente, dio el segundo paso hacia la conformación de la teoría del caos. Su actuación fijó el final de los pronósticos a largo plazo y puso de manifiesto la sensibilidad de los sistemas no lineales. Es el llamado 'efecto mariposa' o 'dependencia sensible de las condiciones iniciales'. Se trata de la influencia que la más mínima perturbación del estado inicial puede tener en el resultado final.Como dice James Gleick, 'si agita hoy, con su aleteo, el aire de Pekín una mariposa puede modificar los sitemas climáticos de Nueva York el mes que viene'. Por tanto, cualquier variación modificará el sistema hasta hacerlo imprevisible.
Dirigiendo la complejidad.
Los sistemas de la naturaleza permiten que instrucciones muy sencillas originen estructuras muy complejas. El caso del lenguaje es un ejemplo, se parte de las letras para construir palabras, textos, libros, etc., sin tener ni las primeras ni las últimas relación ninguna. Por eso, las estructuras complejas tienen propiedades ajenas a los ingredientes básicos.
Bart Kosk, autor de la llamada lógica borrosa, afirma que 'cuánto más de cerca se mira un problema en el mundo real, tanto más borrosa se vuelve su solución'.
Entonces, ¿qué estrategia debemos seguir para estudiar los sistemas complejos?, teniendo en cuenta la teoría de la totalidad. Siguiendo esta teoría no debemos buscar la parte dañada de un sistema sino revisar su totalidad. El gran error histórico de la ciencia ha sido querer explicar todo mediante la suma de sus partes, de sus fragmentos sin tener en cuenta la imposibilidad de captar la totalidad de la realidad y sin tener en cuenta la dependencia entre el observador, lo observado y el proceso de observación.
La interpretación global se abre paso, el caos es una inagotable fuente de creatividad de la que puede surgir el orden, las civilizaciones antiguas creían en la armonía entre el caos y el orden, es el momento de volver la mirada hacia ellos.

1 comentario:

  1. El llamado Caos , me parece que ya esta introducido en Fisica Cuantica, no con ese nombre , pero si conceptualmente. En Fisica Cuantica , predomina el azar, multiple opciones que al igual que un dado, no se sabe cual es el resultado final hasta que el dado se detiene y muestra la información. La naturaleza muestra en su estructura un Caos aperente ya, como esta demostrado, se rige por la geometría- matemática de los Fractales la que nos muestra con lujo de detalles su comportamiento. Por ello me parece interesante el punto de vista de la Teoría del caos, pero me parece el reverso de una misma moneda con la Fisica Cuantica y La matemática de los Fractales.

    ResponderEliminar